sábado, 27 de febrero de 2010

COMUNICADO DE PRENSA-Movimiento en defensa de la Pacha


Comunicado de Prensa del Movimiento en Defensa de la Pacha, que fue redactado con motivo de la Conferencia de Prensa en el Congreso de la Nación.
Se agradece la difusión.
Contactos:
Graciela Satalic (15) 6473-8588
Liliana Leiva (15) 5369-5388
Pablo (15) 4404-1382


Ciudad Autónoma de Buenos Aires, 24 de Febrero de 2010

El patrimonio cultural y natural del Delta de Tigre está siendo arrasado desde fines de los 90’, más de 15 mil hectáreas de humedales han sido urbanizadas (rellenadas) para construir megaemprendimientos de barrios privados como la ciudad pueblo “Nordelta” y el complejo “Villa Nueva”, entre muchas otras. Estas construcciones destruyen decenas de sitios sagrados de los pueblos originarios, son yacimientos con restos arqueológicos de las culturas prehispánicas que habitaron durante milenios este territorio y que en el siglo XVI lucharon contra los invasores europeos.

Las obras de Nordelta, por ejemplo, destruyeron el sitio arqueológico llamado “Arroyo Sarandí”, en tanto la desarrolladora inmobiliaria EIDICO construyó arriba del yacimiento “Garín”, ambos contenían enterratorios humanos.

En verdad, según explican los arqueólogos del Instituto Nacional de Antropología y Pensamiento Latinoamericano (INAPL), todos los sitios arqueológicos de la zona tienen un área de enterratorios. “Los depósitos contienen enterratorios humanos, instrumentos realizados en diferentes tipos de rocas, alfarería, instrumentos de hueso y restos de la fauna que habitaba en el Partido (de Tigre) con anterioridad a la llegada del colonizador europeo”, explicaba en el 2001 la directora del INAPL, Diana Rolandi, en un documento oficial. En el mismo también destacaba que los sitios contienen pruebas de las “poblaciones aborígenes que habitaron la provincia de Buenos Aires, siendo la única evidencia física de la presencia del hombre prehispánico en el área”.

El sitio arqueológico Punta Canal (Punta Querandíes), ubicado a 50 metros de donde se encontraba el sitio “Garín” y de similares características, fue excavado en diciembre de 2008 en una campaña de rescate que recogió alrededor de 10.000 piezas. Esta campaña fue financiada por EIDICO para “limpiar” el predio y poder construir en la zona. Los arqueólogos a cargo de la excavación, Daniel Loponte y Alejandro Acosta, estimaron que el sitio ya se encontraba destruido en un 70 o 80 por ciento, incluyendo posiblemente el área de enterratorios, ya que en dicha excavación no se encontraron restos humanos. La destrucción parcial del sitio habría sido durante obras previas de la misma empresa, más concretamente al ampliar el Canal Villanueva a fines de los 90’ para hacer el acceso al barrio privado Santa Catalina, donde pereció asimismo el sitio Garín. Pero los arqueólogos dejaron un remanente sin excavar, ya que hicieron un rescate “relámpago” apurados por la empresa, y lo cierto es que en lugar continúan apareciendo restos.

La antigüedad de estos sitios arqueológicos son de mil años, es decir 500 años antes de la llegada de los conquistadores europeos. Su protección y promoción de su patrimonio son una obligación del Estado argentino en este “Bicentenario”. Desde el siglo XVI que los sucesivos poderes del Río de la Plata ejercieron una política de exterminio hacia las naciones indígenas que habitaban en la actual provincia de Buenos Aires. “La guerra al indio” fue una continuidad casi sin interrupciones, que tuvo su pico en 1879 con la Campaña al Desierto del General Roca –todavía hoy, héroe oficial de la “Argentina”, con su rostro en el billete de 100 pesos y hasta un museo que lo homenajea en Recoleta, el “Museo Roca”-. Hoy el país tiene otro marco jurídico y otra Constitución política, en la cual se reconoce la preexistencia indígena. Por eso la continuidad de la destrucción del patrimonio cultural prehispánico -que pertenece a todos los ciudadanos porque es parte intrínseca de nuestra identidad- es una violación del propio marco legal del Estado argentino.

Punta Querandíes está ubicado sobre un terraplén ferroviario perteneciente a ADIF (ex ONABE), aledaño al Canal Villanueva, en la localidad de Dique Luján. A pesar de ser tierras y costas públicas, la empresa EIDICO se adueñó del territorio. Según la empresa, el lugar es de su principal directivo, Jorge O’Reilly, con fuertes lazos con el oficialismo municipal, tan es así que fue asesor de la Jefatura de Gabinete de la Nación cuando ésta estuvo a cargo del actual intendente de Tigre, Sergio Massa. Además, varios ex funcionarios de EIDICO hoy ocupan importantes cargos en el ejecutivo local, como el ingeniero Pablo Dameno -accionista de emprendimientos de barrios privados- que se desempeña como titular de la Subsecretaría de Planeamiento Urbano.

Alrededor de “Punta Querandíes” se conformó un movimiento en defensa del patrimonio público, cultural y natural del Delta, allí se reúnen semana a semana integrantes de comunidades indígenas, ambientalistas y personas preocupadas por defender lo que es de todos. Se convocan en este predio para homenajear a los antiguos, defender los humedales y proyectar actividades que revaloricen la historia originaria de la región. Con empeño, y en alianza con vecinos afectados por las obras, lograron la atención de legisladores municipales, provinciales y nacionales. Además recibieron el apoyo y asesoramiento de reservas naturales de la zona norte, como la Reserva Natural de Otamendi y la Reserva Natural de Pilar.

El Movimiento en Defensa de la Pacha exige que este predio tenga un uso social y no se entregue a la empresa EIDICO o a su directivo Jorge O’Reilly. Según las primeras informaciones allí quería construir su casa O’Reilly, debido a la ubicación privilegiada del mismo: su acceso directo al Canal Villanueva y desde allí al río Luján. Sin embargo, el fin de semana se apersonó en el lugar una persona que se identificó como “profesor de equitación” de un colegio que funciona dentro del Complejo Villa Nueva, se acercó mientras más de 40 personas realizaban una ceremonia indígena. Esta persona dijo que era el encargado del predio y que allí pretende dictar las clases de equitación a los niños de los barrios privados.

EIDICO ya tiene miles de hectáreas y va por mucho más. Punta Querandíes, ¿debe servir para que los niños de clases acomodadas aprendan equitación? ¿o el Estado debe garantizar que las tierras sean coherentes con su propia historia y sirva para la reparación de las culturas originarias bonaerenses que han sido arrasadas en los siglos anteriores? ¿La tierra pública del Estado argentino a qué intereses debe servir?

¿Cuántos sitios sagrados han sido destruidos desde fines de los 90’? Difícil saberlo, pero las propias autoridades del Estado advierten que existen muchísimos sitios no identificados, es decir que su destrucción pasa desapercibida. No se trata de 3 o 4 yacimientos dispersos, sino de un patrimonio en su conjunto que hay que proteger y revalorizar para afianzar una identidad más profunda.

MOVIMIENTO EN DEFENSA DE LA PACHA

jueves, 25 de febrero de 2010

EMBESTIDA CONTRA EL AMBIENTE

Embestida contra el ambiente

Por: Mariano Aguilar
Fuente: DIRECTOR EJECUTIVO DE LA ASOCIACION ARGENTINA DE ABOGADOS AMBIENTALISTAS

El artículo 41 de la Constitución Nacional reza "Todos los habitantes gozan del derecho a un ambiente sano, equilibrado, apto para el desarrollo humano" ( ...) "Las autoridades proveerán a la protección de este derecho". Advertimos hoy una nueva embestida contra los derechos ambientales, garantizados por la Constitución Nacional, que trae como corolario el retiro de fondos de más de 144,2 millones de pesos, que debían girarse de acuerdo al Presupuesto a las provincias, con destino al cuidado del medio ambiente, y que fueron extraídos para sostener el fútbol "para todos".

Se puede afirmar, sin riesgo a equivocarse, que de esta manera el Gobierno ha violentado el derecho ambiental constitucional de todos los argentinos, y en particular el derecho de las provincias a percibir fondos para su cuidado.

Existen muchas conductas criticables llevadas adelante por las autoridades nacionales con referencia al ambiente, como el veto de la Presidenta a la Ley de presupuestos mínimos de los Glaciares (ley conquistada en forma unánime por ambas Cámaras). Y se verifica también desinterés general ante los innumerables problemas ambientales existentes en todo el país, tanto en las desmesuradas explotaciones mineras cuyos efectos son tremendamente contaminantes, como en la indiferencia general en la aplicación de los agrotóxicos, la pasividad ante la contaminación de las Cuencas Matanza-Riachuelo, Luján-Reconquista y Salí-Dulce entre otras, y la ignorancia en la promoción y creación de energías limpias como la eólica.

Todos estos hechos demuestran desapego al cuidado del ambiente y de los recursos naturales. O sea, finalmente, del hombre. De allí que observar hoy el retiro de fondos destinados al cuidado del ambiente para proveer "mejor fútbol para todos" es realmente tener una prueba más de la despreocupación absoluta por el ambiente, la inexistencia de política alguna en materia ambiental y el desinterés por las provincias y su entorno. De todo ello nos agraviamos tanto nosotros como en la representación que ejercemos de las generaciones futuras.


http://www.clarin.com/diario/2010/02/25/opinion/o-02147243.htm

martes, 23 de febrero de 2010

APOYO DE LA DIPUTADA PROVINCIAL LILIANA PIANI

Gacetilla de Prensa Nº 87

23 de Febrero de 2010

EL PATRIMONIO CULTURAL PELIGRA ANTE EL AVANCE DE LOS BARRIOS PRIVADOS


La Diputada Provincial Liliana Piani, expresa su apoyo a los vecinos de Tigre, comunidades indígenas y personas preocupadas por la destrucción del patrimonio cultural y natural, que se encuentran resistiendo el avance de las topadoras de la empresa EIDICO, en el predio Punta Querandíes, con el objetivo de preservar los restos de un cementerio indígena.

Desde fines de la década de los 90, los mega emprendimientos inmobiliarios arrasan con todo a su alrededor, sin importar las graves consecuencias que acarrean al medio ambiente, como así también a la preservación del patrimonio cultural, que forma parte de nuestra identidad.

Tal es el caso de la empresa EIDICO, responsable del emprendimiento “Villa Nueva”, que comprende un área de aproximadamente 850 ha. e incluye 11 barrios náuticos, ubicados en el Delta.

La semana pasada, en el predio “Punta Querandíes” - ubicado al costado del Canal Villanueva entre la calle Brasil y el arroyo Garín, partido de Tigre- se iniciaron las obras de remoción de suelo, que destruyeron toda la flora del lugar. Este predio se encuentra rodeado por los barrios privados Santa Catalina, San Marcos y San Benito (estos dos últimos en construcción) debajo de los cuales han quedado destruidos otros cementerios indígenas, como el sitio Garín.

Liliana Piani, Vicepresidenta II de la Cámara de Diputados destacó que “la firma cuenta con varias irregularidades en su accionar y continúa con la remoción de suelos, a pesar de existir una serie de iniciativas que buscan detener la obra, además de una causa judicial que llevan adelante algunos vecinos de la zona”.

En este sentido Piani expresó que “el año pasado presentamos un pedido de informes al OPDS con el objetivo de establecer cuales habían sido los permisos otorgados por este organismo a la empresa EIDICO para que la misma comience a ejecutar las obras, pero nunca obtuvimos una respuesta del mismo”. Al mismo tiempo afirmó que “el Senador Daniel Expósito, también de la Coalición Cívica, presento un proyecto, -aprobado a fines del año pasado-, solicitando al Estado Nacional no vender las tierras públicas aledañas al Canal Villanueva, con el fin de preservar los sitios arqueológicos y sagrados de los pueblos originarios”.

Se debe destacar que las tierras donde se están construyendo estos countries náuticos son propiedad del Estado Nacional, y se encuentran bajo la Administración de Infraestructuras Ferroviarias. Debido a ello, los vecinos expresan que “el Estado debería darle un uso social al predio en vez de regalárselo a empresarios millonarios”, y proponen un proyecto comunitario que tiene el objetivo de preservar “el patrimonio cultural que nos pertenece a todos”.

Es sumamente alarmante que nadie controle el accionar de la empresa EIDICO, ni tampoco la utilización irregular que estos hacen de los predios del Estado” expresó la Diputada Piani y agregó que “el gobierno provincial debe actuar eficazmente en la preservación de los sitios arqueológicos y sagrados de los pueblos originarios con el objetivo de revalorizar la cultura de nuestros antepasados".

Se agradece su difusión


Diputada Provincial Piani Liliana

Vicepresidencia II Honorable Cámara de Diputados Provincia Buenos Aires

Coalición Cívica

Despacho: (0221) -429 7162

Prensa:

Agustina Barrera (0221) 15 418 6285

lunes, 22 de febrero de 2010

VECINOS RESISTEN EN EL CEMENTERIO DE PUNTA QUERANDÍ


Tigre, Vecinos resisten a topadoras para defender restos de cementerio

Y allí estuvimos. El lunes 22 de febrero a las 11 de la mañana éramos más de 40 personas y seguían llegando.
Algunas hermanas y hermanos ya estaban desde el viernes, detuvieron las topadoras con la fuerza de su coraje, la razón y la justicia; defendiendo la memoria de los pueblos originarios, su cultura, su pasado, presente y futuro; defendiendo lo que es de todas y todos, el patrimonio público, natural y cultural.
Los funcionarios de la Municipalidad de Tigre no aparecieron, no dan la cara, la empresa no muestra escritura, permiso de movimiento de suelos, Declaración de Impacto Ambiental, ni siquiera un Estudio de Impacto Ambiental.
Esta empresa, EIDICO, se apropió del terraplén ferroviario (propiedad del Estado Nacional), aisló a una anciana que vive hace 60 años en el lugar, puso alambrados en el terreno de un vecino, hostiga a otro vecino con la complicidad del gobierno municipal de Tigre, impide el acceso público a la costa del Canal Villanueva, etc., etc.
Pero allí estábamos y seguiremos estando, representantes de distintas etnias de pueblos originarios, ambientalistas, miembros de organizaciones sociales y políticas, periodistas, docentes, vecinos..., muchos jóvenes, resistiendo bajo el temporal, armando improvisadas tolderías.
La ceremonia que siempre encabeza Pedro Moreira, el más anciano, fue tan emotiva; formamos un círculo, intercalados -un varón y una mujer- tomados de las manos en silencio rindiendo homenaje al Sol, a la Tierra, al Fuego, al Agua, pidiendo a los abuelos que están allí enterrados que nos den fuerza para cuidar a la Pacha, a la Madre Naturaleza, a nosotros mismos.
Hay que estar, acercarse a cuidar el sitio sagrado; es de todos.
Punta Querandí - Dique Luján
Calle Brasil entre Arroyo Garín y Canal Villanueva

domingo, 21 de febrero de 2010

OTRA DE COLONY-DIARIO CRITICA-21/02/2010

Desigual. Los vecinos intentan, a punta de pala, contrarrestar el avance de las topadoras de Colony sobre el Anguilas.



NO TIENE APROBADOS LOS ESTUDIOS DE IMPACTO AMBIENTAL Y SUS OBRAS PONEN EN PELIGRO UNO DE LOS HUMEDALES MÁS GRANDES DEL MUNDO


Un country vip arrasa con la reserva acuífera del Delta

El megaemprendimiento de lujo Colony Park –300 hectáreas que se venderán por un total de 280 millones de dólares– derrumba las casas de los habitantes de las islas y altera el curso de ríos y arroyos sin los permisos oficiales correspondientes.

Nicolás Fiorentino
21.02.2010


“Llegar a una isla y olvidarse de todo”. Eso prometen desde su página web los empresarios de Colony Park para atraer clientes al lujoso barrio privado que construyen en el corazón del delta del Tigre, un complejo habitacional que avanza a la misma velocidad crucero con la que arrasa con uno de los humedales más importantes del mundo; también con los isleños y sus casas.

El avance de las topadoras no sólo afecta al ecosistema con la tala y la alteración del curso de los ríos y arroyos; lo hace también con la ley: el emprendimiento progresa sin los permisos oficiales en regla, sin los informes de impacto ambiental aprobados y ante la inacción de la Municipalidad de Tigre (encabezada por el ex jefe de Gabinete Sergio Massa), del gobierno bonaerense y el nacional y bajo la mirada piadosa de la Prefectura Naval Argentina.

En junio de 2008, Crítica de la Argentina informó que la intendencia de Tigre había frenado el avance de las obras que se desarrollaban en 300 hectáreas del Delta, una zona de incalculable importancia ambiental que la empresa constructora adquirió en apenas 30 mil pesos y por la que espera recaudar 280 millones de dólares. Consideraba “irregulares” los permisos y ordenaba la clausura de los trabajos. Pero lejos de frenarse, las obras siguieron. Con todo y contra todo.

Lo que está haciendo Colony Park es, inicialmente, levantar el terreno. Tiene varias dragas aspirando barro del fondo de los ríos y arroyos que rodean el predio para subir su superficie con terraplenes de 3 a 4 metros de altura. Ese dragado está causando un daño irreversible a las condiciones ambientales del lugar. Para poder hacerlo requiere autorizaciones que la firma del empresario Hugo Damián Schwartz no tiene.

Así lo confirmaron a Crítica de la Argentina funcionarios de Tigre, de la Provincia y de la Nación. Desde Colony Park no respondieron a los llamados –más de 20 en poco más de un mes– para que defienda sus obras: derivaron la respuesta a su abogado, Agustín Rodríguez, quien, pese a varias promesas de su secretaria, nunca devolvió los llamados.

El del Tigre es el único delta vivo del mundo que desemboca en un río, además de ser clave para el acuífero Puelche. El 2 de febrero se celebró el Día Mundial de los Humedales. Un informe de la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación explica que “favorecen la mitigación de las inundaciones y de la erosión costera”; “juegan un papel fundamental en los ciclos de la materia y en la calidad de las aguas”; “constituyen hábitats críticos para especies seriamente amenazadas”; y –aclara– “en los últimos años se ha volcado mayor atención en su conservación por su importancia para el abastecimiento de agua dulce”, el oro azul por el que las grandes potencias se arrancan los ojos.

SIN CONTROL NI PERMISOS. El tema jurisdiccional es cuanto menos confuso. La Dirección Nacional de Vías Navegables, que depende de la Secretaría de Transporte de la Nación, explicó a este diario que el emprendimiento tiene desde el año 2000 la declaratoria de obra para el dragado en el canal Vinculación y el río San Antonio “para el relleno de su propiedad”. Y que la disposición sigue vigente, ya que en 2007 se presentó “documentación complementaria”. Hasta ahí, todo en orden. Pero, al ser consultados sobre el dragado del arroyo Anguilas –al que Colony Park le está alterando su curso para que atraviese el corazón del futuro country–, desde Nación afirmaron que “eso depende de la Provincia”. En la Dirección de Saneamiento y Obras Hidráulicas bonaerense aclararon que, aunque el proyecto “está aprobado técnicamente”, el expediente sigue recorriendo los estamentos estatales y por lo tanto las obras no deberían haber empezado.

La intendencia de Tigre dice que su responsabilidad se limita a lo que ocurra en tierra. El secretario de Inversión Pública y Planeamiento Urbano, Antonio Grandoni, explicó a este diario que la obra tenía un permiso de prefactibilidad de la gestión anterior, pero que ellos la frenaron por no contar con el estudio de impacto ambiental aprobado. “Hay una resolución de abril de 2009 del gobierno provincial que indica que todo emprendimiento tiene que tener la firma del Organismo Provincial de Desarrollo Sustentable (OPDS) y no lo tiene. Nosotros decidimos que así no vamos a autorizar ninguna obra”, aseguró el funcionario municipal.

En síntesis, los tres organismos públicos encargados de habilitar una obra multimillonaria afirman que Colony Park no está en condiciones de mover ni una sola piedra de la isla ni tocar el arroyo Anguilas. Esta información también revela la falta de control de los responsables oficiales de la zona: este medio pudo comprobar cómo obreros y retroexcavadoras trabajan ante la mirada evasiva de la Prefectura Naval.

CHAU ARROYO, CHAU ISLEÑOS. En poco más de un año, el Anguilas pasó de ser un pequeño arroyo pleno de vegetación a convertirse en una foto desértica. Entre otras cosas, alteraron su curso y cerraron su conexión con otros arroyos, como La Paloma, hoy totalmente anegado.

Para Enrique Ferregio, abogado de los isleños que impulsan una demanda judicial contra Colony Park, el desastre ambiental que trae aparejado el desarrollo del barrio privado es un delito federal y de lesa humanidad.

En simultáneo, el abogado camina Tribunales con la demanda de los habitantes de la isla que vieron cómo las topadoras de Schwartz derribaban sus casas o, directamente, las enterraban con el levantamiento del terreno. La Constitución Nacional avala que esas tierras les pertenecen porque llevan más de 20 años habitándolas –muchos superan los 40– y produciendo allí: la mayoría vive de la pesca y las artesanías.

Según la causa que tramita la Justicia, Colony Park adquirió los terrenos en 1999: se los compraron a Better S.A., una empresa que preside Roberto Suárez Silva, un uruguayo que trabajó largos años para el Grupo Soldati. Pero para la defensa de los isleños, la adquisición es ilegal por la simple razón de que esas tierras estaban habitadas por sus dueños de hecho. “Si vamos a juicio van a ganar los isleños por la posesión veinteañal”, dice Ferregio.

El Delta es tierra de nadie. No hay marco legal que lo regule y los isleños no gozan de ningún documento que acredite su propiedad. Colony Park fue hábil: la única manera que tenían los habitantes de demostrar su propiedad era con sus casas y pertenencias y la empresa arrasó con todo. Así, la forma para demostrar esa “posesión veinteañal” se complica.

El funcionario de Tigre consultado por este diario afirma que “había unas cuantas familias, pero muchas ya se habían ido” aceptando ofertas monetarias –en muchos casos irrisorias– de Colony. Son las menos. Decenas de familias se negaron a dejar sus casas y se enfrentaron a todo el poderío de la empresa y de la Prefectura. Crítica de la Argentina recorrió el lugar con los isleños y pudo comprobar cómo la fuerza de seguridad custodia la base de operaciones de Colony Park. Todos los testigos, a su vez, coinciden en que la Prefectura participó directamente del desalojo de los isleños, a los que debía proteger.

Peor aún, los desconoció. En una carta fechada el 17 de julio de 2009, que figura en el expediente judicial al que accedió este medio, el jefe de Prefectura de San Isidro, Norberto Nini, afirmó que “las tierras involucradas están cubiertas de monte cerrado, son en gran parte anegables y no hay personas que habiten el lugar”. Seguramente, el funcionario desconocía que en uno de los informes ambientales presentados por la propia Colony Park se habla de sus “habitantes permanentes”.

“El municipio está haciendo reglas claras para la construcción en el Delta”, afirmó Grandoni. Se refiere a un Master Plan que establece límites. Pero lo que la Municipalidad busca instalar como un calmante a los nervios de los isleños tiene un efecto contrario y desata su pánico: Massa presentó el Master Plan en la Expo Real State celebrada en agosto de 2009 en el Hotel Hilton, ante un auditorio de empresarios. Los habitantes históricos del Delta temen que los Colony Park y las topadoras se multipliquen.

Colony Park prevé la construcción de un gran canal artificial de 30 metros de ancho para separarse de las otras islas; un perímetro de agua de 30 metros de ancho con vigilancia permanente; 60 hectáreas de lagunas interiores; red vial propia y acceso para autos a través de 3 transbordadores privados; cloacas, gas, dos escuelas, un supermercado, un shopping, un helipuerto, canchas de golf y una marina para más de 700 embarcaciones. Todo un aparato de lujo montado sobre tierras que sus propietarios originales luchan por recuperar.

“No evaluar el impacto ambiental resulta inaceptable”

Un humedal es un ambiente natural en donde en forma permanente o temporaria el suelo está cubierto con agua. En el Delta, los ecosistemas acuáticos cumplen una función ambiental fundamental: acumulan o retienen materia orgánica arrastrada por el río Paraná, amortiguan el impacto de las inundaciones y mantienen estables otros procesos ecológicos y climáticos.

A su vez, su importancia radica en la diversidad de las formas de vida que albergan y en el innegable papel recreativo que desempeñan, haciendo de un conjunto de islas, arroyos, ríos, bosques y pastizales un lugar clave para la conservación de la naturaleza. A pocos kilómetros del microcentro porteño todavía existen ciervos de los pantanos y carpinchos. Entre las actuales amenazas a la salud de este ecosistema están las modificaciones drásticas del ambiente en superficies excesivamente grandes.

Las evaluaciones de impacto ambiental permiten identificar, prevenir, minimizar y compensar las consecuencias negativas de las actividades humanas sobre la naturaleza y el patrimonio cultural. No realizarlas denota un nivel de imprevisión e improvisación que no es aceptable en el siglo XXI.

Pablo Preliasco y Claudio Bertonatti.
Fundación Vida Silvestre Argentina

sábado, 20 de febrero de 2010

NOTA DIARIO PÁGINA 12- 20/2/2010

Foto: Sandra Cartasso

http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/m2/10-1802-2010-02-20.html


Depredadores inmobiliarios


Por Facundo de Almeida *

Los lectores de m2 seguramente recordarán el reclamo de los ciudadanos de Tigre –encabezados por un grupo de jóvenes Sub 20– contra la demolición de la casa conocida como Quinta Cobo-Anchorena, que fuera de la familia que le dio el nombre y luego la primera sede del Club Tigre.

La demolición de la quinta que estaba ubicada en Lavalle y Libertador, frente el río Tigre, era sólo la punta del iceberg de una política desquiciada que había permitido la construcción indiscriminada de torres, modificando sustancialmente las características de la arquitectura de la ciudad de Tigre, reconocida por sus edificios de calidad y de estilos arquitectónicos variados, alterando la forma de vida de los habitantes y visitantes, afectado el medio ambiente, el paisaje, y en definitiva destruyendo gran parte del atractivo turístico de la zona.

Esa “derrota” para los defensores del patrimonio tuvo tres consecuencias directas. Primero, demostró que el tema del patrimonio arquitectónico no es un nicho de especialistas, sino que interesa a la ciudadanía y de a poco se va colando en la agenda política. También dejó en claro la deficiente –e inconstitucional– normativa municipal y provincial para preservar el patrimonio arquitectónico y lo absurdo del sistema judicial provincial, que no cuenta con una instancia específica para tratar los reclamos de los ciudadanos contra el Estado, por vía del recurso de amparo. El reclamo judicial por la Quinta Cobo-Anchorena terminó en manos de una jueza del Trabajo, acostumbrada a dirimir reclamos de trabajadores por falta de pago de sus salarios, más que a interpretar leyes vinculadas con la preservación del patrimonio edificado.

La tercera consecuencia, esta vez positiva, fue que el intendente se vio forzado a cumplir con su promesa de campaña y envió al Concejo Deliberante un proyecto limitando la altura de las construcciones, que, aunque parezca increíble, no tenía ningún límite antes de esa norma. El escándalo fue tal que los medios locales de aquellos días recordaban que en el mismo momento en que se traspasaba el poder de un intendente a otro se estaba aprobando una nueva torre. El debate legislativo tampoco estuvo libre de excentricidades: los concejales de Acción Comunal –el partido del intendente saliente– pidieron que en la misma norma que fijaría las alturas y que estaban por votar, se estableciera una excepción para un emprendimiento hotelero... casualmente en la parcela de la Quinta Cobo.

Por otra parte, no se trata simplemente de limitar las alturas, es preciso también decretar la protección de los inmuebles valiosos, que en la zona del Casco Histórico de Tigre, especialmente en la ribera de los ríos Tigre y Luján, y en el polígono comprendido por estos ríos y el Reconquista, son aún numerosos.

Desde la destrucción de la quinta pasaron dos veranos y en Tigre siguen creciendo las torres como hongos. Pero ahora los carteles de obra –incluyendo edificios que están aún sin demoler– tienen una curiosa inscripción: “Obra aprobada con anterioridad al Decreto Municipal 165/2008”. Hay dos opciones: Si es cierto que fueron aprobadas con anterioridad a ese decreto, entonces es muy deficiente el Código de Zonificación local, que no prevé un vencimiento de los permisos de obra no ejecutados, como ocurre hasta en códigos permisivos como el de la Ciudad de Buenos Aires. La otra posibilidad mejor ni mencionarla.

El avance inmobiliario en Tigre está atentando no solamente contra el área de la costa. Los depredadores inmobiliarios están avanzando sobre las islas, con megaproyectos como los denominados Isla del Este –ya construido–, Colony Park y Parque de la Isla, situados en la Primera Sección del Delta, que ponen en riesgo el ecosistema insular. Los funcionarios municipales parece que miran para otro lado, o lo que es peor para el mismo lado que los depredadores inmobiliarios. Esto, en lugar de defender los intereses de los ciudadanos que eligieron vivir allí porque buscaban una mejor calidad de vida y reclaman proteger el patrimonio arquitectónico y el medio ambiente, que son derechos constitucionales que ninguna ordenanza municipal puede socavar.


* Licenciado en Relaciones Internacionales. Magíster en Gestión Cultural por la Universidad de Alcalá de Henares.

viernes, 19 de febrero de 2010

CEMENTERIO DE PUNTA QUERANDÍ- ARRASADO

Nada ni nadie los frena, ellos siguen arrasando con todo y con todos.


La Municipalidad de Tigre PROFANA CEMENTERIO.

Dirigida por el Intendente Sergio Massa, la Municipalidad de Tigre, en poco tiempo pasado PROFANÓ UN CEMENTERIO SAGRADO de Pueblos Originarios.

Se dio la orden de Profanar más de 10.000 utensilios que datan a fechas superiores a los 1.000 años de antigüedad. Allí nos estábamos juntando (“Movimiento en Defensa de la Pacha”), en terrenos rellenados por la empresa privada EIDICO a quién fue vendida por el municipio en su afán por la rentabilidad inmobiliaria, ya que él lugar se trataba de un espacio público.

Hoy 19 de Febrero, sorpresivamente fuimos madrugados por el avanzar de las topadoras, las cuales destruyeron todo a su paso (árboles, vegetación), por encima donde se encuentra el Cementerio de Punta Querandí de la localidad de Dique Luján, partido de Tigre.

Comunicó:

Cristian Cevidanes

lunes, 15 de febrero de 2010

MILLONARIA INVERSIÓN EN EL MUNICIPIO DE TIGRE

http://www.infobae.com/argentina/500698-101096-0-Millonaria-inversión-el-municipio-Tigre

El municipio de Tigre contará con un nuevo emprendimiento situado a sólo 12 minutos de la Capital Federal. La gerenciadoraVitrium Capital será la encargada de incorporar el nuevo desarrollo que contará con 125 unidades de uso mixto que van desde los 36 a los 112m2 con un precio desde u$s1070 el m2. Además tendrá interesantes comodidades para todos aquellos que quieran vivir y trabajar cerca de la naturaleza, lejos del vértigo de la ciudad y con acceso rápido a cualquier lado. La gerenciadora de fondos de inversión y desarrolladora inmobiliaria Vitrium Capital invertirá 11 millones de dólares para la construcción de este emprendimiento moderno para uso personal o profesional. "Nuestro objetivo es sumar al proceso de desarrollo y urbanización que inició el Municipio de Tigre, porque estamos proponiendo un tipo de proyecto que está en línea y suma valor al cambio de perfil de la zona", señaló Federico Gagliardo, CEO de Vitrium Capital. ComodidadesSeguridad • Gimnasio • Wi Fi en áreas comunes • Coffee Store • SUM • Laundry • Espacio guardabicicletas Terminaciones • Hall de acceso de jerarquía • Equipos de seguridad de última tecnología con vigilancia 24 hs • Kitchinettes equipadas exclusivamente con artefactos electrónicos (sin provisión de gas) • Pisos del hall de entrada en porcelanato San Lorenzo o similar • Iluminación de áreas comunes con artefactos de alta gama • Cerramientos de Aluminio Aluar línea Modena o similar • Pisos preparados para la colocación de alfombras o cerámicos • Ascensores de última tecnología, Schindler, Fujitec o similar con interiores revestidos acero inoxidable • Unidades preparadas para la instalación de equipos de aire acondicionado frío o calor (Serán provistos por Fiduciantes) • Baños equipados con griferías Línea FV o similar y sanitarios Ferrum/Roca o similar

.
Sobre la nueva rotonda de Tigre, entre Solís y Montevideo.
¿Agua y clocas?
No hay gas, según lo que informan, por lo tanto utilizarían electricidad.
¿Qué va a pasar con la energía eléctrica cuando pongan en funcionamiento los equipos frío/calor, las cocinas, etc?
En esta zona, el agua es insuficiente todo el año y se agrava en temporada de verano y la energía eléctrica con picos de consumo falla.


Recordemos las palabras de la concejal Nardi en la sesión del HCD que trató el tema de la limitación de construcciones en Tigre en 2008.

En su extensa alocución la presidenta del Bloque de FPV destacó que “el decreto en cuestión viene a poner un orden en la cuestión de la eliminación de las alturas, porque hace mucho tiempo que no lo hay”, y destacó “es una situación preexistente, si analizamos en las últimas dos décadas y en especial en los últimos cuatro años al no haber una limitación de las altura la construcción se ha transformado en un caos. Si el auge de la construcción no va acompañado de la infraestructura como agua y cloacas no es posible”.



sábado, 13 de febrero de 2010

POST DE PAGOS DEL YAGUARETÉ

Agradeciendo el permiso otorgado por el Sr admministrador de Pagos del Yaguareté, copiamos su último post, esperando las respuestas a los requerimientos realizados, hace ya mucho tiempo, a los funcionarios municipales y cuya única respuesta fue la indiferencia y descalificación permanente.



Sobre las ruinas de nuestro Patrimonio

Mañana se cumplirán dos años de la brutal demolición de uno de los íconos más importantes del Patrimonio Histórico de los tigrenses: la Quinta Cobo Anchorena ex Sede del Club Tigre.
La lucha de un puñado de vecinos por defender esta pieza única de arquitectura e historia, que fue desde lo legal hasta las acciones directas más diversas, no dio resultados.
Recordemos que para esta ignominia, la pasada gestión municipal, implementó varios decretos, pasándolos por el HCD, donde cambiaban el uso de la zona para poder construir el hotel. Luego con esta gestión, el decreto 165/08, que supuestamente limitaba la altura de la zona, le otorga a los frentes de la Av. Del Libertador y Lavalle, algunos metros más de altura para beneficiar al proyecto citado.
El mismo, necesita aún de un toque más que deberá aprobar el Consejo Deliberante ahora, y son el excedente de metros que existe entre los doce aprobados anteriormente y los casi veinte que alcanzará el edificio, si es que el director de aplicación del código de zonificación Pablo Rica (apuntalado siempre por su jefe Pablo Dameno), no vuelve a apelar a sus remanidos artilugios de locales no habitables y otras yerbas, que a simple vista exceden cualquier norma arquitectónica y legal vigentes.
Según algunos medios (Cronista 27/01/10), la obra del hotel de la cadena internacional Howard Johnson comenzará en pocos días, luego de convertir el predio en basural por un tiempo bastante extendido.
Todavía no hay respuestas a la indagación que hicieron algunas organizaciones, como por ejemplo la ATPUA, para saber que lugar ocupa en el proyecto del edificio que se construirá, la araucaria de más de 150 años que se encuentra en el borde del terreno sobre la calle Lavalle, como también el resto de los árboles que se encuentran allí, que datan también de varios años.
Desde este medio, invitamos a todos los vecinos que quieran sumarse a la campaña internacional que estamos comenzando en este momento, para explicarles a turistas de todo el planeta, cual fue la metodología de corrupción política utilizada por esta compañía para radicar este proyecto en nuestro municipio.
De más está decir, que contaban con una cantidad de predios muy bien ubicados para desarrollarlo sin destruir nuestra cultura, pero la perversión no tiene límites y la lucha deberá continuar.
La cultura, cimiento de los pueblos desarrollados, debe comenzar a ocupar un lugar importante en la agenda política, cosa que sucederá sólo si los ciudadanos nos organizamos adecuadamente.
El desafío está lanzado.