viernes, 2 de julio de 2010

NOTA CLARÍN ZONAL- 1-7-10

Tigre Centro - Por la remodelación del Paseo Lavalle
Tras las quejas vecinales afirman que no talarán los árboles añosos
Los vecinos de Tigre Centro están preocupados porque desde hace unos meses corre el rumor de que a través de un proyecto que tiene la Comuna para acondicionar el Paseo Lavalle, desde el Puente Sacriste hasta el Rocha, sacarán los árboles añosos que dan sombra a la ribera. "Pedimos en la Municipalidad que nos facilitaran el proyecto, pero no nos contestaron. A través de un conocido, conseguimos un plano de la obra. Y no sólo no se ve un árbol, sino que parece que van a llenar de cemento la costa, lo que hará subir la temperatura", cuenta la vecina Alejandra Corradi, quien junto con otros tigrenses participó de una asamblea abierta en el Paseo Lavalle para debatir sobre la remodelación y realizar un proyecto alternativo.
Desde el Municipio, reconocen que tienen en mente remodelar los 600 metros que van desde San Martín hasta 25 de Mayo, pero aseguran que no eliminarán la arboleda. "Que los vecinos estén tranquilos. No tocaremos un sólo árbol. Al contrario, reforestaremos la zona. Sólo sacaremos algún ejemplar si descubrimos que está podrido. En ese caso, lo reemplazaremos por otro. Y si bien la idea es hacer las veredas a nuevo, no eliminaremos el verde", detalló el secretario de Inversión, Urbanismo y Gestión Ambiental de Tigre, Antonio Grandoni.
El temor de la gente surgió luego de que remodelaran, en 2008, el Paseo Lavalle hacia el lado del Río Luján. "En esa oportunidad sacaron casi todos los árboles con la excusa de que no eran autóctonos. Pero hacía 50 años que estaban. Y encima los reeemplazaron por palmeras, que tampoco son de la zona. Nos preocupa que vuelvan a hacer lo mismo del otro lado", explica Corradi.
Ante este temor, los vecinos se tomaron el trabajo de relevar cada ejemplar. En total, fotografiaron 97 árboles, entre casuarinas, ceibos, tipas y palos borrachos, y midieron sus diámetros para determinar la edad. Entre los registros, descubrieron que el más joven tiene 60 años y el más antiguo, con cinco metros de diámetro, fue plantado hace unos dos siglos. "Reconocemos que el paseo necesita mantenimiento, porque muchas raíces están al descubierto, y las veredas rotas. Pero queremos conservar los árboles, porque pasear por ahí es un placer", dicen los vecinos.

Carolina Puppo

No hay comentarios: