jueves, 11 de septiembre de 2008

APORTE DE UN VECINO CICLISTA

Un vecino de Tigre nos hizo llegar por email, un proyecto para el estacionamiento de bicicletas en la estación del TBA.
Esperando que aquellos funcionarios que están en este tema, tomen el proyecto y busquen una solución para tantos usuarios de TBA que se movilizan hacia y desde la estación en bicicleta, copiamos a continuación el texto.

¡Gracias vecino por el aporte!



Estimado vecino y/o blogger:

Al leer su blog creí que esta idea podía interesarle. Si
es así, gracias por difundirla o acercarla a quienes corresponda. Si no es así, gracias de todos modos. Aclaro que no tengo en absoluto ningún interés personal en el proyecto.

Cordialmente,

Cristian Soler
Vecino de Tigre



Tigre, septiembre de 2008

A quien corresponda:

A título de simple vecino, contribuyente y ciclista de Tigre quiero acercar la siguiente propuesta:

Son muchos los ciudadanos que se acercan en sus bicicletas a la estación Tigre de TBA.

Algunos suben con ellas al tren y las usan para sus menesteres.

Otros las dejan encadenadas a las barandas, los postes y a cualquier lugar más o menos firme, para luego tomar el tren. Cada uno la deja con la esperanza de encontrarla, a su regreso, en el mismo lugar y estado. Pero unos cuantos se han encontrado, con mucha suerte, con una parte de menos o, simplemente, con nada. Y los chorros se hicieron el día.

Otros corren la aventura de subirla en el furgón, aunque no la necesiten, para evitar lo sucedido al grupo anterior. Viajarán frescos en invierno, acalorados en verano, felices en los amuchamientos y amorosamente tratados por los pasajeros que se bajan con un pantalón engrasado o un freno marcado en los riñones u otras partes menos elegantes. Además, entretendrá al resto del pasaje con apasionantes discusiones sobre prioridades en el furgón.

Tomando en cuenta a estos dos últimos grupos sugiero lo siguiente.

Construir en los terrenos aledaños a la estación Tigre una GUARDERÍA o ESTACIONAMIENTO PARA BICICLETAS Y/O CICLOMOTORES, con las siguientes características:

-Pago. Los fondos recaudados se destinarían a la Cooperadora de hospitales, o a Bomberos. Una tarifa mínima diaria o abono mensual y una gran cantidad lo harían sostenible, y hasta rentable.

-La bicicleta debe quedar encadenada.

-Cercado y vigilado, como cualquier estacionamiento de autos más o menos serio.

-Con personal responsable y competente en bicicletas. Muchas personas se harían cargo con gusto, por un pequeño sueldo o comisión, pienso en jubilados o en algún centro o club de ciclistas.

-Que ofrezca servicios mínimos para el ciclista: reparar pinchaduras, lubricar, y otras cosas menores, realizables en el día.

Para mucha gente sería muy cómodo. Y para los de bajos ingresos, el ahorro del colectivo diario ya es una suma importante. Estas guarderías ya funcionan en muchísimas estaciones del Gran Buenos Aires. Bastaría con visitar un par de ellas para mejorar el proyecto presente.

Mi deseo sería que, si es factible, nuestros funcionarios y políticos encargados del bien común se peleen por ser los primeros en llevarlo a la práctica. Los ciclistas que usamos el tren seremos los primeros agradecidos.

Cordialmente:

Cristian Agustín Soler



No hay comentarios: