domingo, 3 de agosto de 2008

La Demolición de la memoria colectiva:

Finalmente perderemos la quinta cobo, la vieja sede del Club Tigre, que como otras casonas del partido ha sucumbido al "progreso". Curiosamente esta casona será demolida por la administración comunal de un miembro de la comisión directiva del Club Tigre, Sergio Massa.
Durante más de 6 meses hemos luchado, solicitado a las autoridades audiencias, hemos presentado proyectos, informes técnicos realizados por arquitectos, hemos participado en la Comisión de Recuperación Patrimonial, en busca de lograr que la administración municipal actual cumpliera sus promesas y protegiera nuestro patrimonio urbano, que se cuidase y preservase el estilo urbanístico tan característico de Tigre, y se evitara que se modificasen las alturas y los usos del suelo, vía ordenanzas de excepción.
En pos de esto, presentamos el día 2 de junio un proyecto para la implementación de Audiencias Públicas en el HCD de carácter obligatorio, entre otros temas, para las excepciones al Código de Zonificación.
Reiteradamente, hemos solicitado audiencias con los bloques y las comisiones no habiendo logrado ser recibidos por el bloque FPV, ni por las comisiones intervinientes.
Se reiteró el pedido, acompañado por firmas de vecinos el 25/7/08.
No hemos logrado ser recibidos por el entonces intendente Sergio Massa, pero si hemos obtenido, como respuesta, chicanas, dilaciones, la conformación de una comisión donde fuimos convocados para que nada pase, incluso llegando a la mentira descarada.
En el evento realizado el día 23 de Mayo en el Museo de la Reconquista ante la presencia de más de 100 personas, el Sr. Eduardo Devrient, Director y Coordinador de Patrimonio Cultural y Museos, anunció que estaba a la firma el decreto para proteger las casas de Tigre cuya construcción fuera anterior a 1930, decreto que aún no ha sido ni siquiera redactado.
Finalmente volvió la máquina para demoler y seguramente ya cuenta con la autorización municipal del intendente interino para llevar adelante y finalizar su destructora obra.
Esperamos y deseamos que esta demolición sea la última. Si contamos con el apoyo de la comunidad, seguramente evitaremos que otras casas que marcan la impronta de nuestra ciudad y forman parte de nuestro patrimonio urbano sucumban y desaparezcan, sean sacrificadas en pos del "progreso", perdiendo nuestra propia identidad.
Los convocamos a todos a participar de un abrazo simbólico el día domingo 3 de Agosto, luego de la marcha por el río, convocada por la Asamblea del Delta y Río de La Plata, para manifestarnos, para que sea la ULTIMA CASONA DEMOLIDA.
Participe, estamos juntamos firmas para lograr que sea tratada la reglamentación de las Audiencias Públicas que permitirá la participación de los vecinos cuando se traten proyectos que afecten la vida comunitaria -

No hay comentarios: