martes, 21 de septiembre de 2010

LA LEY DE GLACIARES ESPERA EN SENADORES,MÁS DE CIEN ORGANIZACIONES LA RECLAMAN

LA LEY DE GLACIARES ESPERA EN SENADORES,MÁS DE CIEN ORGANIZACIONES LA RECLAMAN

• Piden que el Senado de la Nación apruebe sin demora el proyecto tal como fue sancionado en Diputados, para proteger eficazmente estos recursos vitales e iniciar la planificación estratégica de un área de extremadamente sensible como es la Cordillera de los Andes.

• Los glaciares son irremplazables para la provisión de agua, de la que dependen en forma directa las actividades económicas primarias de la región. Entre ellas, el quehacer agropecuario y el cultivo de la vid.

• Los ingresos de muchas localidades cordilleranas provienen del turismo, cuyo principal motor son los ambientes de montaña. Cientos de comunidades tradicionales e indígenas dedicadas a la agricultura familiar dependen también del agua dulce de los hielos cordilleranos.

El Campo de hielo sur, entre Argentina y Chile, tiene una extensión de casi 17.000 km2 y es el más grande del mundo en regiones no polares. En la imagen, el glaciar Perito Moreno. Foto F. González Brizzio / Protegerampliar imagen

Buenos Aires, 21 septiembre 2010.- Más de cien organizaciones sociales, de productores y partidos políticos entregaron a los senadores nacionales una declaración conjunta en la que expresaron su plena adhesión al Proyecto de “Ley de Presupuestos Mínimos para la Preservación de los Glaciares y del Ambiente Periglacial”, aprobado en la Cámara de Diputados el 11 de agosto pasado.

Las organizaciones firmantes consideran que el proyecto de Ley aprobado en Diputados “contiene todos los elementos necesarios para establecer un régimen eficaz de protección de las áreas glaciares y periglaciales, y un sistema de monitoreo” y que “el ámbito de aplicación y las herramientas que plantea la media sanción de la Cámara Baja resultan imprescindibles para la urgente y adecuada protección de las reservas de agua y los ecosistemas de montaña en los cuales podamos encontrar la presencia de áreas glaciares y periglaciales contribuyendo, de esta manera, a sostener las economías locales y regionales”.

El documento afirma que “existe un consenso generalizado a nivel mundial sobre el valor fundamental que tanto los glaciares como el ámbito periglacial poseen como reservas de agua dulce, así como sobre la imperiosa necesidad que su protección requiere frente a actividades de alto impacto ambiental que pudieran producir daños irreversibles sobre ellos”.

Frente a esta situación, las organizaciones señalaron que “resulta de vital importancia que el Senado de la Nación apruebe sin demora este proyecto, tal como fue sancionado en Diputados, para otorgar no sólo la protección necesaria para estos recursos vitales, sino también una eficaz planificación estratégica para un área de sensible valor ambiental como lo es la Cordillera de los Andes”.

Uno de los grandes problemas que está afectando a la población humana, en particular a las regiones áridas y semiáridas, es la escasez y las limitaciones al acceso al agua limpia. La supervivencia de comunidades y la continuidad de actividades en vastas extensiones de nuestro país dependen directamente del agua de los hielos de las montañas. Los cambios previstos para las próximas décadas en cuanto al aumento de la población mundial, el consumo y las dificultades de acceso al agua dulce, acentuarán esta situación. El contexto global del cambio climático no hace sino agravar la situación.


Glaciares, tesoro irremplazable

A nivel mundial sólo el 3% del agua, es agua dulce. El 97% restante, corresponde al agua de los océanos. De ese 3%, la mayor reserva se encuentra en aguas subterráneas y en forma de hielo, en sitios como la Antártida, el Ártico y los llamados glaciares continentales –recuerda la Fundación Vida Silvestre Argentina.

En nuestro país, regiones como la Patagonia, Cuyo y el NOA, se benefician y basan buena parte de sus actividades económicas en el agua que proviene de la cordillera de los Andes. Y en buena medida, de los glaciares. Su función es irremplazable para asegurar la provisión de agua, sobre todo en los años de escasas precipitaciones en el sector cordillerano, cuando el agua del derretimiento de glaciares y otras masas de hielo, cumple una función crítica para las actividades económicas primarias de la región. Entre ellas, el quehacer agropecuario y en particular el cultivo de la vid, de trascendental importancia en la región de Cuyo.

De no existir este reservorio, o si el mismo fuera alterado en sus condiciones naturales, estas regiones tendrían una historia muy diferente a la que han transitado en el último siglo, señala la FVSA.

Además el cambio climático está afectando significativamente estas reservas, y ya se manifiesta como un nuevo condicionante para la subsistencia y el desarrollo de diferentes regiones. Nuestro país no está exento de sufrir esos efectos: las masas de hielo de la Cordillera de los Andes están hoy amenazados seriamente.

Los escenarios previstos para las próximas décadas, muestran una disminución de la superficie de glaciares, con lo cual nuestras reservas de agua dulce, se verán significativamente afectadas. Los modelos digitales de elevación muestran que durante los últimos 30 años, 63 de los principales glaciares en los campos de hielo en Patagonia se han derretido y han contribuido en 0,042 mm por año al crecimiento del nivel del mar. A partir de 1995 el derretimiento se duplicó, lo que equivale a un crecimiento del mar de 0.105 mm/año.En este escenario las fuentes y reservorios de agua dulce cordilleranos, cobran un valor estratégico. Este valor, está relacionado directamente con los “servicios ambientales” que prestan a la sociedad. Más allá de la provisión de agua para consumo humano, del ganado, y riego de grandes extensiones productivas, existen importantes emprendimientos energéticos que dependen de la provisión de agua de los glaciares y de otras masas de hielo de la cordillera.

En nuestro país, muchas localidades cordilleranas dependen económicamente de los ingresos que obtienen del turismo, cuyo principal motor lo constituyen los ambientes de montaña. Entretanto cientos de comunidades tradicionales e indígenas dispersas en estos ambientes y dedicadas a la agricultura familiar dependen en forma directa del agua dulce de los reservorios de montaña.


Fuentes: Greenpeace / Fundación Vida Silvestre Argentina / Prensa Proteger


PARA MAYOR INFORMACIÓN


Texto completo Ley de Glaciares en diputadoshttp://www.proteger.org.ar/download/archivos/LeyGlaciaresDiputados.pdf

Adhieren: Agrupación Ciudadana Contramina de Chilecito (La Rioja); Amigos de la Tierra Argentina; Arquitectura Sustentable; Asamblea Ambiental de Río Gallegos (Santa Cruz); Asamblea de Tigre por el Patrimonio Urbano y Ambiental; Asamblea de Vecinos Autoconvocados de Ciudad Evita; Asamblea Delta y Río de la Plata; Asamblea Ongamira Despierta (Córdoba); Asamblea Socioambiental del NOA (Tucumán); Asociación Ambientalista Mayu Sumaj (Córdoba); Asociación Argentina de Abogados Ambientalistas; Asociación Calafate Natural (Santa Cruz); Asociación Civil Ambiente Sur; Asociación Civil Por la Reserva – Vecinos Autoconvocados; Asociación de Amigos del Río San Antonio (Córdoba); Asociación Ecologista Inti Chuteh (San Juan); Asociación Equipo de Educación Popular San Martín (Formosa); Asociación Lihue (Río Negro); ATE – Comisión Administrativa Seccional Chilecito (La Rioja); ATE – Consejo Directivo Provincial de La Rioja; Avaaz.org; Central de Trabajadores Argentinos – Regional Oeste (La Rioja); Centro Andino de Desarrollo e Investigación Ambiental (Mendoza); Centro de Derechos Humanos y Ambiente (Córdoba); Centro de Observación de la Naturaleza; Centro Ecologista Renacer (Santa Fe); Centro Oeste de Estudios Políticos y Socioambientales; Ciudadanos Autoconvocados contra las Represas de Posadas (Misiones); Comisión Ambientalista Xanaes (Córdoba); Comité Unión Cívica Radical Departamento Chilecito (La Rioja); Conciencia Solidaria; Conservación Argentina (Misiones); Conservación Patagónica (Neuquén); Coordinadora Intercomunal Pro Obras de Control y Aprovechamiento del Río Reconquista; Diálogo por el Ambiente; Eco Sitio (Córdoba); Ecosistemas Argentinos (Córdoba); Equipo Nacional de Pastoral Aborigen; Espacio Oikos; Federación de Organizaciones Ambientalistas y Protectoras de Animales de San Luis; FM Central 95.9 Chilecito (La Rioja); Foro Ciudadano de Participación por la Justicia y los Derechos Humanos - FOCO; Fundación Albert Einstein de la República Argentina (Río Negro); Fundación Ambiente y Recursos Naturales; Fundación Ambiente, Cultura y Desarrollo (Córdoba); Fundación Banco de Bosques; Fundación Biodiversidad Argentina; Fundación ECOSUR; Fundación Hábitat y Desarrollo; Fundación Patagonia Natural (Chubut); Fundación Vida Silvestre Argentina; Fundación PROTEGER; Greenpeace; Grupo Ambiental para el Desarrollo (Santiago del Estero); Grupo de Acción Ecológica Pampa Natural; Guía Hueney (San Luis); Iniciativa Radial; Inka Ñan Turismo EVT (La Rioja); Movimiento de Justicia y Paz de la Familia Dominica (Mendoza); Observatorio de Noticias; ProDeLos - Asociación Civil para la Promoción del Desarrollo Local Sustentable; Proyecto Cambio Climático; Proyecto Lemu (Chubut); Red Argentina por la Vida; Red de Acción en Plaguicidas y sus Alternativas de América Latina; Red Provincial de ONGs de San Juan; Revista Rioja Turística (La Rioja); Taller de Comunicación Ambiental (Santa Fe); Taller Ecologista (Santa Fe); The Conservation Land Trust; Vecinos del Arroyo Darragueira;