sábado, 23 de mayo de 2009

CONSEJO CONSULTIVO ( PARTE I )

Consejo Consultivo – Nota Diario Actualidad.

“Falta la decisión política de llevar adelante el saneamiento de la Cuenca del Río Reconquista”

A ocho meses de haberse creado el “Consejo Consultivo Municipal de la Subcuenca Baja del Río Reconquista”, la Asamblea Delta y Río de La Plata emitieron un comunicado de prensa en el que plantea que este organismo estaría prácticamente paralizado. Sostiene que no funciona como consultivo, que no son informados de las acciones que se llevan adelante en la cuenca, que no se convoca a otras organizaciones sociales a participar y que no tiene conexión con el COMIREC (Comité de Cuenca del Río Reconquista) . Hablamos con la Lic. Leticia Villalba, Directora de Gestión Ambiental del Municipio de Tigre. Preocupaciones y dudas en el desempeño del COMIREC y en la política ambiental de Tigre.

      En el año 1995 se crea la Unidad de Coordinación del proyecto Río Reconquista (UNIREC), un organismo autárquico de derecho público con el fin de supervisar y ejecutar las acciones que demandaría la implementació n del “Proyecto de Saneamiento Ambiental y Control de las Inundaciones del Río Reconquista”. El UNIREC no sólo no cumplió con sus objetivos sino que quedó envuelto en sospechas de malversación de fondos. Más tarde, a través de la ley 12.653 sancionada el 28/02/2001, se crea el COMIREC con la función de ejecutar obras y administrar las ejecutadas por el UNIREC y formular las políticas ambientales para preservar los recursos hídricos de la cuenca. Sin embargo, el COMIREC no entró en funcionamiento, y recién en el 2006, mediante el Decreto 3002/06, se aprueba un “Nuevo Programa de Saneamiento Ambiental de la Cuenca del Río Reconquista”, y en febrero de 2008 queda conformado el COMIREC. A partir de allí, siguiendo lo dispuesto por la Ley 12.653 se impulsa la creación del “Consejo Consultivo Honorario”, como ámbito de participación pública, el que debería estar integrado por entidades intermedias y ONG´s así como también por universidades, centros de enseñanza e investigación.

Los Consejos Consultivos por subcuenca

      Para ampliar aún más la participación ciudadana, se promovió la creación de consejos consultivos a nivel regional, para el área de influencia de las subcuencias baja, media y alta. De esta manera, el 27 de agosto de 2008 se realizó la primera reunión del “Consejo Consultivo Municipal de la Subcuenca Baja del Río Reconquista” con sede en la ciudad de Tigre, que incluye a los Partidos de Tigre, San Fernando, San Isidro y Vicente López. El Consejo Consultivo tendría funciones consultivas y de monitoreo social del avance de las acciones emprendidas por el COMIREC.

Comunicado de prensa de la Asamblea Delta y Río de La Plata

      El 24 de abril, “la Asamblea Delta y Río de La Plata” lanzó un comunicado de prensa en el que plantea una serie de preocupaciones sobre el desempeño del COMIREC. En dicho comunicado, se sostiene que el Consejo Consultivo Municipal no tiene conexión formal con el COMIREC y menos aún con los Consejos Consultivos de las subcuencas media y alta, sencillamente porque éstos no se han formado. También se argumenta que la opinión del Consejo Consultivo no es tomada en cuenta y que no son informados de las actuaciones del COMIREC. “Se anuncian y realizan importantes obras de orden nacional, provincial y municipal, que interesan directamente a la Cuenca del Reconquista, de las cuales nos enteramos por los medios de comunicación o de casualidad”. En términos generales, sostienen que el objetivo central del COMIREC, que es el saneamiento integral de la Cuenca del Río Reconquista, se está desvaneciendo.

Cuestionamientos sobre la participación en el Consejo Consultivo Municipal

      La Asamblea Delta, en dicho comunicado, exhorta a “que se convoque pública y formalmente a la participación de la sociedad civil conforme al Art. 6 de la Ley 12653 (Ley de creación del COMIREC)” ya que no se estaría facilitando la integración de otras organizaciones sociales pertinentes al tema. Por otro lado, Liliana Leiva, integrante de esta organización, sostiene que en las reuniones del Consejo Consultivo no participan representantes de los municipios de San Fernando, San Isidro y Vicente López; que tampoco se ha invitado a los concejales y que no hay ONG´s de San Fernando ni de Vicente López. “Ante el cuestionamiento de por qué no vienen (los funcionarios) , Leticia Villalba dice que está (Antonio) Grandoni, que es el delegado de la Cuenca Baja ante el Comité de Cuenca provincial, y Grandoni ni siquiera participa de las reuniones. Si está ella cuál es el problema para que venga algún funcionario, nos dice”.

      Asimismo, Liliana Leiva plantea que existe una demora excesiva en el tratamiento de los temas. “Se perdió mucho tiempo en las normas de funcionamiento interno. Además, no hay un seguimiento de los temas. Muchos de los que participan ya no tiene ganas de venir y se desalienta la participación. El objetivo es dilatar”, sostiene Leiva. Por pedido de los integrantes, las reuniones que se hacían cada tres semanas, desde ahora se harán en forma quincenal.

“Falta la decisión política de llevar adelante el saneamiento de la cuenca”

      En lo que respecta al Consejo Consultivo Honorario, Carlos Flenner, que representa a la Asamblea en este espacio, manifiesta que “se dilatan los objetivos de las reuniones. En la orden del día (de la última reunión del 22 de abril), se colocó como punto uno: lectura del acta anterior, y punto dos: curso sobre dengue del Ministerio de Salud de la provincia”. Sin desmerecer la importancia de la prevención del dengue, Flenner pidió una moción de orden para ampliar la orden del día e incorporar temas pertinentes a la Cuenca del Río Reconquista.

      Hasta el momento, se han realizado cuatro reuniones: la primera en septiembre del año pasado en la Ciudad de La Plata y las siguientes en Merlo (Cuenca Alta), Caseros, (Cuenca Media) y la última en Tigre (Cuenca Baja). La Asamblea Delta observa que hay distintas políticas en la cuenca alta, media y baja, y que en las reuniones si bien participan funcionarios no hay ONG´s de las cuencas media y alta. Es decir, “a nivel municipal (en las subcuencas) hay restricción a la participación de la sociedad civil. Por lo menos allá, son más directos, no te dejan entrar, acá te dicen: “vengan, armen” pero no te dan importancia. El efecto es el mismo. Falta la decisión política de llevar adelante el saneamiento de la cuenca del Río Reconquista”, sostiene Flenner.

El acceso a la información pública

      El COMIREC tenía previsto lanzar una página web en la que estaría disponible la información sobre el desarrollo de los planes de acción y los actos administrativos, así como las condiciones de inscripción a los Consejos Consultivos Municipales. Sin embargo, “se dilató la creación y recién en la reunión pasada nos dijeron que estaba la página pero no hay nada, no tiene nada de información”, dice Liliana Leiva. A su vez, se solicitó un registro de industrias y mapeo de vuelcos, el que se podía obtener cruzando información de los organismos estatales, y tampoco está disponible.

Algunas consideraciones finales

      Se puede observar que ni el Consejo Consultivo Municipal ni el Consejo Honorario están aún funcionando normalmente. Todavía no funcionan como consultivos, ni tienen acceso a la información sobre las acciones que se llevan adelante en la cuenca. Se trata por el momento de un espacio formal que cumple con los requisitos de la ley, pero en los que no existe una participación real.

      Por otro lado, no hubo convocatorias públicas para integrar el Consejo Consultivo Municipal y además de no estar formados los consejos de las subcuenca media y alta, no habría articulación entre los municipios de la subcuenca baja. Asimismo, no se puede negar la desconexión existente entre el Consejo Consultivo y el COMIREC. Si bien algunas cuestiones secundarias se pueden entender por “la complejidad de la cultura de la participación ciudadana”, lo significativo es que no hay voluntad política para articular acciones, y esto no sólo sucede en el Municipio de Tigre.

      Como bien sostiene la Asamblea Delta, se entiende al COMIREC como “una instancia para adecuar los estamentos estatales hacia la integridad de la misma como un sistema único, por lo que es básico promover la articulación, integración e interrelación interinstitucional de los organismos públicos de toda la región”. Sin embargo, los anuncios de distintas obras por parte de organismos públicos como AYSA, CEAMSE, Gobierno de la provincia y municipios, -y sin articulación entre sí-, indicarían que no existe un plan de saneamiento integral de la cuenca coordinado por el COMIREC. Además, el Gobierno de la provincia le asignó a “Saneamiento del Reconquista”, a través de COMIREC para el ejercicio 2009, la suma de 27.000.000 de pesos, de los cuales el 80,5% corresponde a Servicios No Personales.

      El Municipio de Tigre por su parte, a diferencia de la gestión anterior que directamente obstaculizaba el rol de las organizaciones sociales, tiene un discurso proclive a brindar espacios y mecanismos de participación a la sociedad civil, sin embargo a veces, esos intentos no se llevan a la práctica.

      Esta situación se entiende en el marco de la indiferencia hacia la problemática ambiental que esta administració n municipal demuestra desde que asumió. Según el presupuesto 2009, la Secretaría de Inversión Pública, Urbanismo y Gestión Ambiental es el área que tiene el mayor presupuesto asignado de todo el municipio, llegando a la suma de $252.749.440 (equivale al 47,6% del presupuesto total). La partida asignada a lo que se denomina “Planificación y Gestión Ambiental” es de tan sólo $677.400, o sea implica el 0,26% del presupuesto de la Secretaría y el 0,12% del presupuesto total. Con este paupérrimo presupuesto, ningún municipio puede desarrollar una política ambiental seria y menos aún en Tigre con las urgencias ambientales que posee.

      La obra pública en Tigre sigue ocupando un lugar trascendente en la gestión y el anuncio por ejemplo, de la construcción de la Pista Nacional de Remo, parece tener más importancia que las obras de saneamiento de la cuenca que no tienen una repercusión mediática. A pesar de los intentos aislados, el panorama ambiental del Municipio de Tigre y de la Cuenca del Río Reconquista en general, sigue siendo triste.

1  El 9 de abril de 2007 la Defensoría del Pueblo de la Nación presentó un informe sobre la situación ambiental de la Cuenca del Río Reconquista, que fue el resultado de un trabajo de tres años que contó con la participación de universidades y organizaciones de la sociedad civil.

No hay comentarios: